DimTeam

“Hay un problema que las grandes ciudades deberían solucionar”

Guillermina Sánchez, portavoz del grupo DimTeam, nos cuenta cómo fue su experiencia en el Hackatón 24 horas del Climathon Madrid, en el que participamos Stars4All asesorando a los grupos que centraron su proyecto en la contaminación lumínica. Éste fue el caso de Guillermina y sus compañeros, que fueron galardonados por su gran creatividad y el desarrollo de una serie de aplicaciones novedosas orientadas a un consumo y gestión del alumbrado público más responsable.

 

1. ¿Cómo tomásteis conciencia del problema de la contaminación lumínica?
Somos tres alumnos de Ing.Informática de la UPM. Al estudiar en Montegancedo (Boadilla del Monte) y, por lo tanto, pasar la mayor parte del día en la periferia de Madrid, nos podemos dar cuenta de la cúpula de luz que rodea el centro de la ciudad. También porque estamos acostumbrados a notar que muchas veces hay un gasto de luz innecesario en ciertas zonas, con alumbramiento excesivo, mientras en otras zonas casi no lo hay. Por ello, somos conscientes de que hay un problema importante y que grandes ciudades como Madrid deberían trabajar duro para solucionarlo.

 

2. ¿Creéis que los ciudadanos son conscientes de los efectos negativos reales de este problema medioambiental y su alcance?
Creemos que no. Mucha gente prefiere tener mucha iluminación, que como pudimos discutir en el Climathon, proporciona seguridad a los viandantes. Estos, no se paran a pensar en que ello puede afectar, por ejemplo, a la salud de ciertos animales u ocasionar un gasto excesivo a los ayuntamientos. Actualmente, opinamos que no solo las personas no están bien informadas de las consecuencias que tiene este tipo de contaminación, sino que también empresas y ayuntamientos que lo fomentan, ni parecen ser conocedoras de estos problemas, ni toman medidas para evitarlo.

 

3. ¿Cómo fue que os apuntasteis al Climathon Madrid?
Recibimos un correo de nuestra universidad (UPM), promocionando el evento. Al ser en nuestra escuela y tratar de un tema importante como es la contaminación, decidimos apuntarnos.

 

4. ¿Cumplió vuestras expectativas? ¿Qué fue lo que más os sorprendió de estas jornadas?
Con creces. Al principio el tema de pasar 24 horas seguidas no nos apasionaba, pero finalmente nos dimos cuenta de que incluso faltaban horas. Nos pareció que estaba muy bien organizado, que los ponentes eran grandes conocedores del tema, y que todos los participantes acudieron con ganas de ayudarse unos a otros para así conseguir un proyecto mejor.

 

DimTeam5. ¿Cómo se os ocurrió vuestro proyecto? ¿Podríais resumir en qué consiste y los objetivos concretos que persigue? ¿Cuál es la idea más importante que resaltaríais?
En cuanto nos apuntamos al Climathon, tuvimos un par de días en los que pudimos comentar y proponer una serie de ideas de mejora que pensábamos que hacían falta en nuestra ciudad. Un poco de ahí surgió la idea. Pero finalmente, junto a los profesores Oscar Corcho y Esteban González, pudimos concretarla y ponernos manos a la obra.
Nuestro proyecto se basa en un sistema de alumbrado adaptable a las condiciones del entorno. Podemos decir que tiene tres partes diferenciables.
En un primer lugar, el sistema tiene en cuenta variables como la fase lunar, la climatología existente y el resto de alumbrado cercano, que pueda hacer menos necesaria una alta intensidad lumínica en nuestras farolas. Por ejemplo, si la fase lunar en un día concreto es ‘Luna llena’, la luna aportará más luz a la tierra que si tuviese ‘Luna nueva’. Y si además de ello el cielo esta claro, la luna aportará una gran claridad que no sucedería si fuese un día tormentoso y por lo tanto con mucha nube. Con todos estos factores podemos ver cuándo puede hacer más falta un aumento de la intensidad de nuestro alumbrado.
En segundo lugar, quisimos añadir a nuestra farola un sistema basado en sensores de ruido y
altavoces, que en el caso de detectase un aumento excesivo de ruido, como por ejemplo en un
accidente de coche o un grito, pudiese subir la intensidad de la luz para hacer más visible aquello que
este sucediendo y emitir avisos sonoros.
Por último, usamos códigos QR individuales para cada farola, de forma que se pudiesen comunicar
ciudadanos y ayuntamientos más rápidamente, por ejemplo, para incidencias y consulta de datos de
las farolas. Para incentivar el uso de la aplicación que controlase esto, se premiaría a los ciudadanos
con puntos que pudiesen canjear en regalos o descuentos.

 

6. ¿Cuál fue la mayor dificultad que os encontrasteis a la hora de desarrollarlo?
El mayor problema fue la falta de datos abiertos que pudiésemos añadir a nuestro código, como es
el caso de la climatología, y más específicamente, intensidad lumínica por zonas y distritos de Madrid.

 

7. ¿Hay alguna posibilidad de que se desarrolle en el futuro?
Nos encantaría que nuestro proyecto se pudiese llevar a cabo y estamos abiertos a posibles
colaboraciones con aquellas empresas que quieran darnos su apoyo. Es un proyecto que creemos
que es muy necesario y que abarca muchos problemas de las grandes ciudades.